Más basura ultramoderna

Titulares destacados
Suscribirme
Modificar secciones
Darme de baja




EL mundo de la alta tecnología ha experimentado una aceleración constante y progresiva en los últimos treinta años. Cada año, los fabricantes presentan nuevas maravillas técnicas para ganar posiciones en una carrera impuesta por las feroces leyes del mercado. Las novedades generan expectación y más de un consumidor no puede resistirse a cambiar de móvil, de ordenador o de reproductor de MP3 si el bolsillo se lo permite.

Una de las consecuencias más inmediatas de este consumo exacerbado es que, cada año, más dispositivos electrónicos acaban en los contenedores de reciclaje. Sólo en España, se producen más de 100.000 toneladas de basura electrónica anualmente. La Agencia prevé que este volumen se duplique de aquí al año 2020.

Muchos dispositivos electrónicos actuales contienen piezas de plomo, cadmio, cromo o mercurio. Todas estas materias son potencialmente peligrosas para el hombre y el ecosistema si se liberan en el medio ambiente. Curiosamente, los dispositivos electrónicos son un tipo de basura cuyo proceso de reciclaje es relativamente sencillo en comparación con el que generan otros sectores. La mayor parte de los componentes son separables por medios mecánicos y se calcula que el 70 por ciento de cada dispositivo puede ser convertido en materias primas aprovechables.

En California, el Senado debate estos días un proyecto de ley que obligaría a los fabricantes a reducir los materiales peligrosos de sus productos. El estado que acoge a las mayores compañías tecnológicas del mundo genera medio millón de toneladas de basura electrónica al año.

Más información:
   - Servicio: Medio Ambiente
   - Persona de contacto: Virginia Esparza
   - Teléfono: 963103941
   - Fuente: Surdigital
   - Email: ambiente@camaravalencia.com