CON EL ACTO DE ENTREGA DE DIPLOMAS EN LA ESCUELA DE NEGOCIOS LLUÍS VIVES FINALIZA UN AÑO INTENSO DE FORMACIÓN PARA LOS ALUMNOS DE LA PROMOCIÓN 2017-2018

El pasado día 13 de noviembre la Escuela de Negocios Lluís Vives congregó a los alumnos que han realizado másteres y programas directivos durante en el curso 2017-18 en el Acto de Entrega de Diplomas.

El acto contó con la presencia de  José Vicente Morata, Presidente de Cámara València, que dio la bienvenida y enhorabuena a los alumnos.

Asimismo, Pepa Torres,  CEO Walkerpack MPL y ex-alumna de la Escuela de Negocios Lluís Vives ofreció unas palabras a los asistentes, remarcando que la formación es la base fundamental sobre la que se asienta un trabajo profesional y la creación eficiente de riqueza. También, destacó que a lo largo de los últimos años este Centro se ha consolidado como la Escuela de Negocios clave para la empresa valenciana. Cerró su discurso con un consejo básico para la vida laboral con las tres haches que deben acompañar siempre: humildad, honestidad y humor.

Posteriormente, Pepa Torres y Jorge Linares, Director de Cámara València, hicieron entrega a los alumnos de los diplomas correspondientes.

Como representante del profesorado, Borja Ruiz, subrayó como la propuesta ofrecida por la Escuela de Negocios Lluís Vives está basada en el cuidado del detalle y la innovación metodológica. Destacó el profundo conocimiento del mundo empresarial de todo el claustro y  el enfoque práctico que permite conectar la formación con la realidad empresarial de los alumnos.

En representación de los alumnos, Ekaterina Kalashnikova, señaló como el inconformismo es lo que les ha llevado a los alumnos a cursar un máster o programa directivo. El hambre y las ganas de seguir aprendiendo han hecho que progresen y busquen nuevos retos, pero el diploma obtenido es un primer punto de punto de partida hacia nuevos retos por conseguir.

Por otro lado, Pilar Conde, también alumna de la promoción, destacó que hay que volver a conectar con esa energía que les movilizó para afrontar un año intenso de formación, una energía que les activó a tomar una gran decisión y que hay que seguir utilizándola para continuar con nuevas metas.

Después de todas las intervenciones, la jornada finalizó con un cóctel donde los alumnos, profesores y personal de la Escuela de Negocios Lluís Vives y de Cámara València pudieron hacerse fotografías y recordar y compartir todos los momentos vividos en un año que seguro no olvidarán.